Seguridad, higiene y limpieza a la hora de hacer los pendientes a tu bebé
Blog

Seguridad, higiene y limpieza a la hora de hacer los pendientes a tu bebé

por Fina Garcia

Los pendientes son uno de los complementos favoritos de muchas mujeres, y es que nos dan ese toque de glamour que tanto nos gustan y son el accesorio perfecto para ir arregladas. Es una joya muy versátil que se puede encontrar fabricada de diferentes materiales y con múltiples diseños. Sin embargo, se abre el debate cuándo toca decir si es buena idea o no poner pendientes a un bebé recién nacido.

El hecho de hacer los agujeros para los pendientes a las niñas cuando acaban de nacer, es más un hecho cultural que una necesidad en sí misma. En algunos países de Latinoamérica esta tradición se encuentra muy arraigada, mientras que en otros de Europa no lo ven como algo imprescindible y esperan a que la menor crezca un poco para hacerle las perforaciones.

Sea cuál sea tu decisión, lo más aconsejable es estar bien informado y hacer esta práctica en el lugar adecuado y tomando las medidas necesarias. Y para que tu bebé no corra ningún riesgo, a continuación te explicamos todas las precauciones que debes de tomar para evitar posibles infecciones y hacerlo con la mayor seguridad posible.

Pautas de seguridad a la hora de poner los pendientes a tu bebé por primera vez

En primer lugar, elige muy bien el tipo de pendientes que vas a poner a tu niña para que no sufra ningún tipo de alergia o reacción cutánea. Además, los pendientes definitivos no pueden ser comprados en cualquier lugar, sino que deben de cumplir una serie de requisitos mínimos.

Los materiales que se vayan a emplear para hacer los agujeros para los pendientes, previamente, deben de ser esterilizados y, a ser posible, aplicar algún tipo de anestesia en la oreja del bebé. También, conviene que el material de los aretes sea antialérgico, para evitar posibles infecciones como rojeces, aparición de pus o hinchazón de la zona.

Lógicamente, no se recomienda el uso de pendientes largos o que puedan hacer algún tipo de daño a la oreja del bebé. Los pendientes que sean pequeños y cortos son la mejor opción para garantizar la seguridad de la menor. Asimismo, fíjate en que este tipo de accesorios no cuente con filos o lados puntiagudos que puedan herir la fina piel de tu pequeña. También, es esencial que las joyas no cuenten con elementos que se puedan desprender o que la bebé pueda manipular. Opta siempre por algo sencillo y clásico a la hora de elegir este tipo de joyas.

Y por último, asegúrate de que la tuerca posterior del pendiente se encuentre bien sujeta y no corra ningún riesgo de caerse o desenroscarse, ya que la niña puede llevársela a la boca o perderla. Son muchas las precauciones que debemos tomar, pero es lo normal, ya que proteger a la bebé es lo prioritario.

Cuidar y mantener una higiene correcta después de la perforación

Para que nuestra pequeña no sufra ningún tipo de problema en su oreja hay que mantener una serie de cuidados durante un tiempo determinado. Te explicamos cómo debes cuidar y mantener una higiene correcta después de realizar la perforación del pendiente:
  • Los pendientes hipoalergénicos no se deben quitar en al menos 6 semanas. Es el tiempo mínimo para que cicatricen y se puedan cambiar por otros.
  • Durante los primeros días se aconseja limpiar la zona del arete con un poco de algodón humedecido en alcohol. Hacer esto por la mañana y por la noche durante los primeros cuatro días de la puesta de los pendientes.
  • Pasado este tiempo, se puede curar la zona una vez a la semana hasta que se termine de cicatrizar. También, puedes utilizar gel antiséptico para desinfectar y curar la zona del lóbulo de la oreja. 
  • Es conveniente que la pequeña no esté sin sus aretes por más de una hora, ya que la perforación se podría cerrar y el proceso de cicatrización se complicaría. Es muy importante prestar especial atención a cualquier cambio que pueda sufrir el lóbulo de la oreja de la menor, ya que ella puede tocarse y si está infectada la zona hacerse una herida. En cualquier caso, siempre ante la duda consulta a tu especialista de confianza. 
Otras recomendaciones que tienes que tener en cuenta:
  • Los tres primeros días evita que las orejas entren en contacto directo con agentes químicos como champús, geles o jabones.
  • No uses agua oxigenada para limpiar la zona, ya que podría dañar la piel de tu bebé, y también alterar el material de los pendientes.
  • Tampoco quites los pendientes a tu bebé hasta que hayan pasado, por lo menos, seis meses, más que nada porque es el tiempo que tardan las perforaciones en cicatrizar.

Cómo limpiar los primeros pendientes de tu bebé

Una vez hayan cicatrizado las primeras perforaciones de sus orejas, se puede proceder a ponerle otros pendientes que sean más de nuestro gusto. Estas joyas se recomiendan que sean de materiales poco propensos a la oxidación, como por ejemplo el oro de 14 Kilates o superior.

Una vez tengamos los pendientes, es imprescindible proceder a desinfectarlos antes de ponérselos a nuestro bebé. Te contamos dos formas de limpiar y desinfectar estas joyas:

  • Con bicarbonato y vinagre blanco. En una taza añade el vinagre blanco y agrega dos cucharadas de bicarbonato. Remueve hasta conseguir una mezcla homogénea y deja los pendientes dentro un par de horas. Después, lávalos con agua y sécalos suavemente con una bayeta.
  • Con agua oxigenada y alcohol. En una taza echamos a partes iguales agua oxigenada y alcohol, humedecemos un algodón y procedemos a limpiar muy bien cada pendiente.

Una vez ya tengas los dos pendientes totalmente desinfectados puedes proceder a ponérselos a tu hija. Y recuerda, que puedes desinfectar la zona de vez en cuando para prevenir posibles infecciones, y también consultar a tu médico de cabecera si te surge cualquier duda ante este tema.

7 cosas que te conviene saber antes de hacer los pendientes a tu bebé

Es muy común realizar pendientes a los bebés en sus primeros meses de vida, ya que una vez hechos es mucho más fácil ponerles las pequeñas joyas y dejárselas. Aunque esta decisión muchas familias la toman debido a una tradición cultural, hay quienes prefieren esperar a la niña sea un poco más grande para hacerle sus primeros agujeritos.

No obstante, en el caso de que decidas hacerle los pendientes a tu pequeña hay una serie de detalles que debes considerar y tener en cuenta para asegurar su bienestar.

Ponerle los pendientes a una edad adecuada

La mayoría de los expertos aconsejan esperar hasta que el bebé tenga al menos dos meses para poder hacerle por primera vez los pendientes. Esto sucede porque a esa edad su sistema inmunológico está más desarrollado, lo cual reduce el riesgo de infecciones.

Consulta a un especialista todas las dudas que puedas tener sobre este tema para asegurar la protección de tu bebé y poder estar más tranquila.

Cuidar y mantener una higiene adecuada

Una higiene correcta es crucial para garantizar que nuestra pequeña estará bien después de perforar sus orejas. Esta zona se tiene que limpiar cuidadosamente con un producto desinfectante para prevenir posibles infecciones u otras dolencias. Además, vas a tener que cuidar y vigilar los pendientes de la pequeña para que sus orejas sigan estando sanas.

Elegir a un buen profesional sanitario

Es fundamental que el profesional que elijamos esté cualificado y posea experiencia realizando perforaciones en las orejas. Busca centros sanitarios especializados, que utilicen equipos esterilizados y que sigan los protocolos de seguridad. Porque, un profesional competente debe de garantizar un proceso seguro y lo menos traumático posible para el bebé.

Ten en cuenta el material de los pendientes

Opta por pendientes de materiales hipoalergénicos para reducir el riesgo de reacciones alérgicas. Puedes optar por ponerle joyitas fabricadas en oro o de titanio, ya que estas no le causarán ninguna irritación en sus orejitas. Te recomendamos evitar el níquel, porque este metal es conocido por provocar alergias en algunas personas.

Garantiza la seguridad de tu bebé

Cuando vayas a elegir los pendientes qué poner a tu bebé piensa en primer lugar en su comodidad y seguridad. Quédate con aquellos que sean ligeros y evita las joyas que puedan engancharse en la ropa o las sábanas.

Los pendientes con cierre de rosca pueden ser una opción estupenda para prevenir posibles accidentes o que se desprendan de forma accidental.

Posibles reacciones alérgicas

Ten en cuenta que algunos bebés pueden llegar a experimentar inflamación, enrojecimiento o segregar pus después de la perforación. Por lo que, conviene vigilar y tomar precauciones antes de que la bebé pueda sufrir alguna infección. 

Recuerda consultar a un pediatra, siempre, que tengas alguna duda sobre cuándo realizarle los pendientes o en el caso de que notes alguna molestia en la pequeña.

Posterior seguimiento médico

Después de perforar las orejitas de la niña, te recomendamos programar visitas de seguimiento con el pediatra para asegurarte de que la curación progresa adecuadamente. Estas revisiones médicas son fundamentales para detectar cualquier problema temprano y poder recibir una orientación adicional sobre el cuidado de los pendientes.

Encuentra en Fina García la joya ideal para tu hija

Como ya hemos explicado anteriormente, los pendientes para tu bebé deben de ser de materiales lo suficientemente buenos como para no producir ningún tipo de reacción alérgica ni rojeces. Metales como el oro y el oro blanco son los más apropiados en este tipo de casos, a continuación te mostramos algunas joyas de Fina García ideales para tu bebé:

Pendientes Corazón en Oro Amarillo. Estos pendientes formados por dos corazones, uno de ellos en color rosa, están fabricados en Oro Amarillo de 9 Kilates, y el tamaño de cada pendiente es de 9 mm. Un complemento perfecto para poner a la pequeña de nuestra casa y que luzca ideal.

Pendientes Flor con Circonita. Esta joya también es una buena opción, ya que ha sido fabricada en Oro Amarillo de 18 Kilates y posee una circonita en el centro. El cierre de estos pendientes es a presión. Son otra opción muy bonita para poner a nuestra hija. ¿Cuál te gusta más?

Aunque si deseas ver más joyas, entra en nuestra tienda online y encontrarás todos los pendientes para bebé que tenemos. También, puedes acudir a cualquiera de nuestras tiendas en Barcelona o ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web. 

¡Estaremos encantados de poder ayudarte en todo lo que necesites!